sábado, 27 de agosto de 2011

Is not enough to show I care.


Despertarse una mañana de verano con frio, algo no habitual, taparte hasta las cejas y minutos después animarte a levantarte y cerrar la ventana, bah, si ya estas de pie aprovecha y disfruta un poco del día, que pocas veces puedes sentirte tan libre y tan sola. Aprovecha y sal de casa, que se te pegue el viento. Llamalo, lo estás deseando. Si en realidad hechas de menos su espalda, lo sabes, echas de menos sus manos, y el suave caer de su camiseta sobre los hombros. Sus labios son algo mas secundario, algo que surge después, que ya sé que se te va la vista y estás constantemente mirandolos procurando que no se entere, pensando en juntarlos con los tuyos, o en su defecto, sentirlos muy cerca, no sé, si que son secundarios, pero aver que haría sin ellos. Prefiero simplemente el hecho de saber que está ahi, por si me pasa algo, de tenerlo en un momento importante, necesitarlo. Te acostumbras a pensar en el y a querer pensar en el, y tampoco hay que tener mucha paciencia en casos como éste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario